Nov 03 2010

Halloween Terrorific Tournament: dando la nota.

Pues a veces pasan estas cosas… una pone su empeño en animar el cotarro, llega al casino con semejantes pintas (capa incluida)  a un torneo de Halloween en el que se da pie a ir disfrazado (cena gratis para los que se disfracen), y se encuentra dando la nota… 8)

No me había maquillado porque debían reconocernos en la entrada del GCCB. En mi bolso llevaba mis dientes de vampiresa, potingue blanco para la cara… pero se me cortó el rollo y ya no me maquillé. El casino puso un maquillador y gracias a eso a medida que avanzaba el torneo se veía en las mesas caras mortecinas y no sólo una vampiresa perdida :P.

Esta foto es de unos días antes probándome el disfraz (al final me decidí por la peluca negra), pero es que en las que me hicieron durante el torneo al final el disfraz no se aprecia bien. Y oye, ya que una se lo ha puesto, pues que se vea. Mi abuelo diría que los españoles son muy vergonzosos para estas cosas. Al final voy a pensar que tiene razón, jeje.

El torneo una gozada, con 50.000 puntos, y super diver al tener antes desde el primer nivel. Muchos jugadores principiantes. Muchos botes y muy grandes en el primer nivel. Poco a poco la gente se fue adaptando a las circunstancias y el juego se calmó un poco.

Fuente: Conejoloko (foto retocada)

Mi participación breve. Me senté descentrada y cansada:  jugué los dos primeros niveles de modo automático. Hasta después de la cena no me enteré bien de dónde estaba. En el primer nivel ligué una trucha de sietes contra un jugador al que podía sacar fichas pero se completó su escalera en el river, así que bajé a 30k. En el river no debería haberle pagado la apuesta, pero es que con dobles o top pair podía hacer lo mismo ese jugador. Después en otra mano contra un jugador farolero, en este caso tenía over pair.

Estuve un ratito “tildada” por haberles pagado tanto. Hasta que pensé ” a ver, bonita, tienes 150 ciegas”, me calmé y a partir de ahí creo que mi juego fue correcto. Pero me ligaron un par de escaleras más en el river, con  dobles me encontré dobles mayores, tuve unas dobles a las que no pude sacar valor porque se completó una escalera y un color… un desastre.

El jugador de mi derecha abría muchísimos botes, y yo estaba en modo tight, así que en una de las rondas le resubí all in eligiendo un momento perfecto: el jugador de mi izquierda AA y el raiser inicial QQ. Yo con mi K10 me levanté, deseé suerte a la mesa, y a otra cosa mariposa.

El resto del día charlando con la gente. Al torneo se acercaron Leo, Conejoloko con Heidi, Cristian Llorenç, Raúl Horta, Gin San, Íñigo García (pokernet.es), Javier Piazuelo, Olga Pau (mesa final), Jorge Iglesias, Álex Martínez y amigos (uno de ellos mesa final) y varios asiduos del casino, franceses y catalanes.

Fuente: Conejoloko (foto retocada)

El día 2 (no para mi 🙁 -una pena tenía otro disfraz preparado-) jugué el torneo de los lunes de 20+5. Con un porcentaje de chicas más alto de lo normal, en una mesa llegamos a estar cinco. Entré en pagos pero salí la primera de la mesa final, 60 eurillos a la buchaca, algo de inversión recuperada. 🙂

Lo mejor del torneo: las comentarios sobre que me había vestido así para tener gratis la cena. Cena que vale 6€ en el bufé de poker que tiene el casino.

Deja un comentario

Your email address will not be published.