Jul 19 2011

Las Vegas: Come back Soon

Ya de vuelta en Madrid, despertándome a las cinco de la mañana, toca hacer un poco de repaso del viaje a EEUU. Resultado global positivo. En cuanto a poker toca analizar.

Hace unas semanas escribí una entrada sobre el control de las emociones en una competición. A mi en el Main Event de las WSOP me han superado, para qué negarlo. El torneo es duro, hay gente de nivel alto en las mesas, son muchas horas de juego, y es el torneo más importante del año, y del mundo. Se debe estar muy concentrado. Y yo no lo he estado demasiado durante todo el viaje.

Me reafirmo en la observación de que la gran mayoría de los jugadores salen eliminados por fallos que cometen. En algunos casos puede deberse a la falta de estrategia, sí, pero cuando digo que comenten errores me refiero a jugadores que durante horas veo desarrollar un buen juego. Cansancio, presión, falta de concentración, tilt, euforia, etc. Emociones que les llevan a jugar una o varias manos erróneamente. Me gustaría saber cuántos de estos jugadores son conscientes de ello, puesto que lo que se oye es la mala suerte que ha tenido en la última mano (o el torneo), calificándola como “flip”, bad beat, etc. cuando lo que está la mano es mal jugada.

Este es un torneo que por su estructura “permite” tener algún fallo, tiempo para esperar cartas o recibir algún bad beat. En muchos torneos un solo fallo te deja fuera, aquí tienes que cometerlo garrafal para que sea uno solo.

Tanto el día 1 como el 2 me cansaron mucho psicológicamente. Ambos días al finalizar estaba muy acelerada, exhausta. Sentía que había tenido que luchar en una batalla. El día 1 tuve que lidiar con mis fallos, con pocas cartas, con un cambio brusco del juego de la mesa y con la lucha psicológica de un par de jugadores con los que además ligaban más que yo en el board de una forma espectacular. Puedo decir que dadas las circunstancias, ahora estoy contenta con el resultado del día.

El día 2 no llegué concentrada, en la primera mano perdí más del 50% de mi stack queriendo echar del bote a un jugador que claramente llevaba jugada. Hala, todo el día por delante, sin fichas, con imagen desastrosa en la mesa y la estabilidad emocional tocada. Estoy bastante orgullosa de cómo afronté esa situación, de ser capaz de ser paciente, tranquilizarme y recuperar la concentración. Incluso por el camino tuve que ver cómo seguía bajando el stack y tenía que foldear manos que jugaba. Me repetía a mi misma las ciegas que tenía (llegué a bajar de 90 a menos de 20) y que podía esperar cartas. Fui subiendo poco a poco el stack y conseguí ponerme otra vez bien de fichas contra dos jugadores cuando ligué full y la mano se jugó hasta el show down.

La mesa a priori podía no parecer complicada al no ser loose. Había varios jugadores buenos. No recibía cartas en una mesa donde al no abrirse demasiados botes quien estaba en la mano algo decente llevaba. Poco se podía robar. Me pasé el día inventando, jugando bastante tight y tratando de llevarme los pocos botes en los que entraba, pero en casi todos alguien ligaba jugada, me tocaba irme de la mano, o enseñar el farol en alguna ocasión.

En el descanso de la cena estaba agotada. Afortunadamente a la vuelta tocó cambio de mesa. Allí es donde me di cuenta de lo dura que había sido la otra, de repente podía jugar manos y llevarme botes. En este último nivel del día también recibí cartas, conseguí subir a 150k, y finalizar bastante por encima de la media. Aun así salí en el mismo estado que el día anterior.

Otra vez tocaba día de descanso. Pero yo me sentía cansada, con presión y sin ganas de jugar, de volver a tener que luchar tanto como los días anteriores. Me dormí tarde y preocupada, no me veía centrada y sabía que tenía que estarlo porque cometer errores me podía hacer eliminarme y no tenía ninguna necesidad de cometerlos con el stack que tenía, las ciegas, y que en un día más se entraba en premios.

Por la mañana me sentía prácticamente igual. Duré una hora. Una mano tras otra las jugué mal. Entré en un tilt tremendo, no fui capaz de tranquilizarme, jugué más manos de las que debía, quise llevarme todos los botes y no paré de entregar fichas.

El problema de jugar mal una mano no es solamente perder una determinada cantidad de fichas, sino también tener que seguir jugando con la sensación de haberse equivocado, tener que recuperar la concentración, analizar cómo poder sacar partido a la imagen que nos ha dejado jugar esa mano.

Dejé de pensar con claridad. Veía que en tan poco tiempo los jugadores no paraban de tener premium (creo que salieron cuatro veces KK, una AA, dos QQ, dos AK) y pensar “pero por favor, por qué llevo yo todo el torneo con tan pocas cartas”.

La última mano, todavía con más de 30 ciegas, abrí preflop en UTG+1 con 66, me pagó MP, flop 3p8p9d, hice CB, resubió y resubí all in. Pagó inmediatamente y tenía 9p10p. Y yo debia haber foldeado ante su raise, me quedaba stack de sobra para jugar. O ni si quiera haber jugado esa mano con mi stack y esa posición. Pero sobre todo debía haberme levantado de la mesa y despejarme después de perder los primeros 60k de la primera mano. Pero esto tampoco es fácil. Oigo a la mayoría de jugadores que hay que hacer esto, pero no veo prácticamente a ninguno hacerlo.

Pasé un día bastante malo, de tristeza, rabia, decepción… pero lo curioso es que sentía un alivio…sabía que no tenía que seguir más días con esa presión.

De todo esto, además del viaje y el resultado de Los Ángeles, hay una parte positiva: que seguramente mi mejora de juego sea lo que me permita analizar cada mano y todos estos factores. Y que es muy difícil jugar bien todas las manos de un torneo, hay que ser tolerante con uno mismo. Lo que pasa es que yo el día 3 me pasé, y lo que hice fue no jugar bien ninguna… 😛

2 comentarios

  1. Totalmente de acuerde con tu exposicion de hechos relevantes ante un torneo de tal magnitud. Es mucha presion en todos los aspectos yo creo que no hay preparacion para un torneo asi o lo bordas o sino pasar el corte y entrar en premios es casi un sueño,la gran mayoria esta mas que cualificado para jugarlo pero como tu bien dices hay multitud de factores se podrian contar por cientos . Yo lo comparo como una maraton pero de Poker.P.D Creo que tuviste mala pata jeje Recuperate pronto gran actuacion en los Angeles .Animo y el año que viene mas Saludos!!!

    • juan ramon on 08/08/2011 at 18:22
    • Responder

    Impresionante Laura, muy buen post, me sirve todo lo que has escrito, …, a mi me falta un poco de todo eso que dices del control e imagen de mesa ….

    Felicidades por tus resultados …

Deja un comentario

Your email address will not be published.